Amelia Castillo: Rompiendo paradigmas en el fútbol

imagen-destacada

imagen-1

El fútbol ha sido un campo gobernado sólo por hombres, por ello la presencia de las mujeres en este deporte es, sin duda, un hecho relevante. Tal es el caso de Amelia Castillo, española de nacimiento, quien está haciendo historia en el soccer, deporte donde preside y es fundadora del Atlético de Pinto, equipo con 58 años que perteneciente a la tercera división española y juega en el grupo 7.

El camino de Amelia Castillo ha estado lleno de obstáculos y brechas de género, pero la pasión por el fútbol jamás la abandonó. Hizo su primera comunión con un broche o “pin” del Atlético de Madrid como buena fanática. Ahora, el campo de soccer de Pinto lleva su nombre y desde los 18 años dirige al Atlético de Pinto, que inicialmente se llamó “La Flecha de Pinto”.

Sus inicios se remontan a todos los domingos de su infancia, jugando fútbol con sus amigos. Esta tradición siguió hasta su adolescencia, cuando intentó participar en el campeonato del Frente de juventudes en Getafe. Ella era la única que había cumplido la mayoría de edad y por ello se encargó de inscribir a su equipo, sin embargo, no jugó porque al ser una mujer se le tenía prohibido.

Amelia, que siempre ha sido conocida como una persona de carácter fuerte y con mucha iniciativa, afirma que el amor por el fútbol la hizo buscar formas para adentrarse en ese mundo deportivo, hasta que halló una: ser la presidenta. “En los reglamentos estaba prohibido que las mujeres jugaran al fútbol, fueran entrenadoras, delegadas o árbitros, pero no decía nada de la presidencia”, explica Castilla.

Amelia afirma que ha tenido que soportar discriminación y misoginia, pero desde 1961 se desempeña como delegada, entrenadora y presidenta de su equipo, a pesar de no tener acceso a cursos o formación, los cuales sí están dirigidos para hombres; todo lo ha aprendido de forma teórica.

“Me prohibieron acudir a las clases que impartía la Federación porque era mujer, sólo podía ir a las teóricas. Mis conocimientos acerca de entrenamientos vienen de lo que aprendí en la escuela en educación física”, explica. Sin embargo, en 1975 es cuando viene el momento más duro para la dirigente del Atlético de Pinto.

Ese año, el alcalde de Pinto le exigió que dimitiera de su cargo por razones misóginas. No obstante, eso no la detuvo, siguió luchando por recuperar el liderazgo y así lo hizo. Ella define: “Hemos nacido de una mujer y por eso llevamos coraza de campeones”.

 

 

Fuentes consultadas

 

EL PAÍS (2021). “Amelia Castillo”. Disponible en https://elpais.com/deportes/2021-05-16/amelia-del-castillo-la-primera-jefa.html