Jocelyn Bell y el descubrimiento de los púlsares

imagendestacada

Susan Jocelyn Bell Bulmell se convirtió en la primera astrofísica en detectar la radioseñal de un púlsar junto a su tutor Antony Hewish, sin embargo, no recibió el Premio Nobel que a Hewish le otorgaron.

imagen1

En 1967 Bell, mediante el análisis que realizó a los datos obtenidos por un telescopio, encontró que existían algunas señales de radio que eran emitidas de forma regular y rápida, las señales duraban aproximadamente un segundo y temporalmente las denomino LGM1 (Little Green Man – Hombrecillo verde 1). Hewish y Bell descartaron que estas señales tuvieran procedencia terrestre o que fueran de satélites artificiales, además, cabía la posibilidad de que estas señales fueran emitidas por civilizaciones extraterrestres inteligentes, llegando a la conclusión que provenían de estrellas compactas, es decir, estrellas que tenían gran cantidad de masa, pero con un radio pequeño; otra característica importante de estos objetos es que rotaban a una gran velocidad, a estos les llamaron “púlsares”.

pulsar-3

En 1974 Hewish y Ryle recibieron en conjunto el Premio Nobel de Física por el descubrimiento de los púlsares y aunque no compartieron el premio con Bell, ella ha recibido muchos reconocimientos por su trabajo, por ejemplo: el premio J. Robert Oppenheimer del Centro de Estudios Teóricos de Miami, las Medallas Michelson del Instituto Franklin y Herschel, de la Royal Astronomical Society. En el 2015, como propuesta de la Comisión Mujeres y Ciencia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), recibió la medalla de oro de la mayor Institución Científica Española.

@ExitoFem

Be the first to comment on "Jocelyn Bell y el descubrimiento de los púlsares"

Leave a comment