Bárbara Wetzel, cuando no hay imposibles

imagen-destacada

“Me dijeron que mi hija nunca aprendería a saltar en un pie, y ahora hace lo que la mayoría no puede.”

Mónica Aguilar (madre de Bibi)

María Bárbara Wetzel Aguilar, así se llama la Campeona Mundial de Gimnasia Artística Femenil, título que se ganó en los Juegos de Trisomía –Juegos “Olímpicos” para personas con Síndrome de Down–, en noviembre del 2015, dentro de la categoría junior. Esta competencia tuvo sede en Florencia, Italia y se llevó a cabo por la “Organización Internacional de Atletas de Gimnasia con Síndrome de Down” (DSIGO).

imagen-1

Esta hermosa gimnasta, mejor conocida como Bibi, nació en Chihuahua y padece Síndrome de Down. Sin embargo, esto no ha sido obstáculo alguno para que Bibi tenga una vida excepcional y se desarrolle como cualquier persona. Mucho ha dependido del apoyo que sus padres han puesto en ella, pues desde que tenía tres años, Bibi ha recibido terapias que le han ayudado a mejorar varios aspectos de su vida. Asimismo, sus padres, pensando en el desarrollo muscular de Bibi, decidieron meterla a algún deporte, por lo que intentaron con diversas actividades, como natación, ballet y gimnasia. Poco a poco notaron la predilección que Bibi tenía hacia la gimnasia rítmica y el empeño que la pequeña ponía en ella, porque le salieran todos los elementos.

imagen-2

A pesar del talento excepcional de Bibi, no todo ha sido sencillo económicamente para la familia, pues en ocasiones no contaron con suficiente apoyo del gobierno para solventar los viáticos, inscripciones a las competencias y demás gastos que este deporte conlleva. Tal fue el caso de los Juegos de Trisomía del 2015, cuando pudieron viajar hacia Florencia, gracias al cariño y apoyo de la gente que solventó el viaje. Sin embargo, tras sus logros en dicha competencia, el gobierno del municipio de Coatzacoalcos, Veracruz –que es donde viven actualmente– le otorgó una beca deportiva. Además, su Gimnasio Gym Levic y su escuela Leona Vicario, también le concedieron una beca deportiva.

imagen-3

 No cabe duda que Bárbara Wetzel es un gran orgullo mexicano, no sólo por portar el título de Campeona Mundial de Gimnasia Rítmica –ganando tres preseas de oro y dos de plata–, sino también por demostrarnos que no existen imposibles, y que las barreras así como los prejuicios nos los ponemos nosotros mismos.

imagen-4

 @ExitoFem

Be the first to comment on "Bárbara Wetzel, cuando no hay imposibles"

Leave a comment