Ellen Bennett y los mandiles mexicanos

imagen-destacada

Ellen Bennett llegó a México para estudiar la cultura, y se quedó para crear una enorme marca con diseños únicos.

La emprendedora, con solo 25 años de edad y 300 dólares en el banco, inició en Los Ángeles su negocio de mandiles con diseños asombrosos y hechos con los mejores materiales; 5 años después su trabajo es un éxito y sus creaciones son amadas por los mejores chefs de México y de  Estados Unidos.

imagen-1

“A los 18 años decidí venirme a vivir a México, porque desde chiquita me encantó la cultura mexicana del lado de mi mamá y en Estados Unidos no encontraba mi espacio.”

La Ciudad de México fue testigo de la pasión y decisión de Ellen. Se inscribió en el CESSA para estudiar un diplomado en gastronomía y empezó a trabajar para cubrir sus gastos, ya que sus padres estaban en desacuerdo con que ella viviera en la capital mexicana.

“Chambée durísimo, anunciaba la lotería, daba clases de inglés, era edecán, rentaba cuartos a extranjeros pre-Airbnb, tenía diez mil trabajos, pero eso me enseñó a poder moverme.”

“Aprendí lo que es realmente trabajar y en esos cuatro años me volví mexicana: saque mi IFE, mi nacionalidad y tomé clases de español, para poder hablar más rápido.”

imagen-2

Ellen volvió a Los Ángeles y empezó a trabajar en las cocinas de diferentes restaurantes; es ahí cuando prestó atención a los detalles que tenían los uniformes de los cocineros.

Ella quería hacer que la gente se sintiera “chingona” en la cocina, con sus uniformes, y que fueran algo muy especial. Ahí surgió la idea de producir mandiles de alto nivel en Estados Unidos, con las mejores telas del mundo.

Hoy en día, Ellen tiene una fábrica en el centro de Los Ángeles, llamada “Hedley and Bennet”, en donde emplea mano de obra de origen mexicano, y donde le surte a más de ¡5 mil cuentas en Estados Unidos!

Entre ellas estan: Williams Sonoma, Whole Foods y Martha Stewart.

@Exito_Fem

Be the first to comment on "Ellen Bennett y los mandiles mexicanos"

Leave a comment